Facebook Twitter Google +1     Admin

Fama bien ganada

20120303180806-gedc0046.jpg

Ahora que los campesinos de San Juan y Martínez se encuentran en el pico de cosecha de una campaña tabacalera es bueno recordar parte de su historia que los prestigian ante el mundo.

 

Quizás pocos conozcan que en 1776 este municipio fue declarado gracias a la calidad de su tabaco y sus generosos puertos para el comercio Capitanía del Partido de Primera Clase, título equivalente a capital provincial y que sostuvo por varios años.

 

Pocos años después, en 1789 el tabaco de San Juan y Martínez es reconocido como el de mayor calidad del cosechado en la isla, lo que motivó que cientos de colonos españoles arribaran al territorio para explotar sus productivas vegas.

 

En 1863, casi un siglo después surge la vega Hoyo de Monterrey, muy próxima al caserío y que desde entonces identificó al municipio sanjuanero como productor de tabaco ante los ojos del mundo.

 

Ambicionando sus riquezas y a inicios de Cuba como semi colonia de los Estados Unidos el consorcio norteamericano Cuban Lans compró a precios pírricos 40 de las mejores fincas de San Juan y Martínez e introduce en ellas el cultivo de tabaco bajo tela para lograr hojas de mayor calidad para el torcido de los puros exportables.

 

 

Ello provocó que el 85% de los campesinos sanjuaneros trabajaban en tierras que no les pertenecía, injusticia que fue eliminada con el triunfo de la Revolución en 1959 y la puesta en práctica de la Ley de Reforma Agraria, con la que 1400 campesinos sanjuaneros pasaron de aparceros a propietarios de la tierra.

 

En 1961 se crea la ANAP que hasta nuestros días guió al sector campesino de San Juan y Martínez a luchar por sus conquistas y a sentir el orgullo de trabajar en cada campaña tabacalera con ese sentido de propiedad que los distinguen ante el mundo.

 

03/03/2012 12:08 tvsanjuan ;?>


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris