Facebook Twitter Google +1     Admin

Día de las madres.

                                 M írame a los ojos con el beso
                                 A  moroso y fugaz del embeleso……
                                 D  urará u  instante ese segundo,
                                 R  azón para apresarlo ¡Fuerte, Fuerte!
                                 E  n el estado sublime de este mundo

Las madres no hablan del amor a sus hijos, lo dicen con un gesto, una mirada, una tenue caricia que se nos acomoda cada día en el alma y nos llena de un gozo que luego devolvemos con la palabra mamá.

Cuando des la mano a mamá apriétala duro, sentirás cuanta energía va de su corazón al tuyo, sentirás aquel maravilloso momento del parto con el que te trajo al mundo, apreciarás que está dispuesta sin la menor duda a entregar su vida por solo evitar un arañazo en tus piernas.
 
¡Apriétale la mano ahora que aún tienes la dicha de colgar en tu pecho una rosa roja!, pero si llevas contigo la angustia de su ausencia, entonces apriétala en el alma, con la tristeza de no poder gozar mañana de su presencia física, pero no asumas el dolor, pues donde quiera que ella esté seguirá velando por ti, te seguirá extendiendo su mano para que la aprietes con la ternura de tu amor

La madre siempre está en el lugar que la necesitamos, al lado nuestro cuando acudimos al médico, en el repaso de la última tarea, en los consejos antes del matrimonio y en las arrugas de su vejez que no se apartan de nosotros hasta el último aliento de sus vidas.

El día de las madres siempre será un día hermoso, si hay sol ,disfrutaremos a su lado de la luz, , si llueve,  buscaremos en ellas el calor necesario, si ya no está con nosotros, acudiremos a su reposo a depositar una flor, con la seguridad que desde donde quiera que esté será feliz al tenernos cerca.

07/05/2010 10:08 tvsanjuan ;?>


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris