Facebook Twitter Google +1     Admin

Juan y Raúl Arencibia recuerdan a los Hnos. Saíz

20170814234913-sam-8355.jpg

Por Francisco Valdés Alonso

Mientras se preparaban para asistir al acto político cultural  por el 60 Aniversario del asesinado de Luís y Sergio Saíz Montes de Oca, este redactor conversó con Juan y Raúl Arenciba Fábregas  sanjuaneros que estuvieron relacionados de cerca con el andar insurreccional de los valerosos jóvenes.

Para ¨Mambito¨ como todos cariñosamente le llaman a Juan, el asesinato resultó traumático pues de esa manera se descabezaba la dirección del Movimiento 26 de Julio en San Juan y Martínez,  Luís había sido nombrado en una reunión efectuada en Mangos de Barrigona el 1 de agosto de 1957 su coordinador municipal y él jefe de acción y sabotaje.

Relata que se encontraba ese 13 de agosto en la playa de Boca de Galafre, regresa a su casa al atardecer  y luego de cenar como estaba previsto sale a la calle para celebrar el cumpleaños de Fidel Castro Ruz. Estando en la casa del doctor Héctor Regalado, hoy  la dirección municipal de los  Comité de Defensa de la Revolución (CDR), ve pasar a Sergio con dirección al cine local y desde lejos lo saluda, esa fue la última vez que lo vio vivo..

NO pasaron 15 minutos y siente unos disparos,  por medidas de seguridad entró a la casa y espero recibir información de lo que pasaba. Al conocer del abominable crimen y a pesar de que también estaba fichado por la policía batistiana fue hacia la casa de socorro en la misma esquina de la calle Estévez y allí se encontró con los cuerpos de ambos jóvenes asesinados.

Junto a otros sanjuaneros de los cuales hoy no recuerda sus nombres ¨Mambito¨ cargo en sus hombros la caja que contenía el cadáver de Luis  y junto al de su hermano los llevó por la calle Martí hacia su casa.

Al reflexionar emocionado sobre lo ocurrido hace 60 años  describe el dolor y tristeza  de aquellos padres al ver a sus únicos hijos vilmente asesinados.  Mambito opina que la imprudencia en las medidas de seguridad fue una de las causas de que tan rápido después de ser nombrado coordinador del 26 de julio Luisito fuera asesinado.

Comentarios de algunos revolucionarios permitieron a los sicarios saber de tal nombramiento y  reforzar las medidas del cerco que sobre ellos se venía cerrando para eliminarlos a pesar de ser los hijos del juez local.

Aunque sus mayores relaciones fueron con el mayor de los Saíz Montes de Oca, también con Sergio estuvo involucrado en acciones revolucionarias. Hoy de estar vivos considera estuvieran en la primera línea del combate revolucionario.

Raúl,  también un destacado combatiente en defensa de la clase trabajadora de aquel entonces recuerda que el avanzaba por la calle Francisco Rivera como a tres cuadras del lugar donde fueron masacrados Luis y Sergio, escuchó los disparos y vio pasar a una mujer por su lado diciendo que habían matado a los hijos del juez.

Conociendo que su hermano ¨Mambito¨ estaba fichado regreso a su casa de inmediato para hablar con su mama y decirle que a él no le había pasado nada a pesar de que no lo había visto esa. Noche. Recuerda de Luisito una anécdota que le demostró su capacidad organizativa y de seguridad del grupo.

 

Él tenía un compañero de lucha que se llamaba Andrés Benítez pero que era sobrino de un policía. En una ocasión lo citó para darle una tarea y al llegar y ver a su amigo le preguntó que como se reunía con esa clase de gente. Inmediatamente le respondí que merecía mi total confianza y que si quería le diera una tarea para comprobarlo. Así mismo fue Luis le oriento un trabajo que cumplió exitosamente.

Para este redactor fue una verdadera clase de historia del accionar revolucionario de los Hnos. Saíz y de otros compañeros de los cuales se habló y que fueron ejemplo de la fe en la victoria .

 

14/08/2017 17:49 tvsanjuan ;?>


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris