Facebook Twitter Google +1     Admin

JARDÍN BOTÁNICO: Tres soluciones… el despegue

20121012055306-jardin-botanico-pinar-f1.jpg

Escrito por Edmundo Alemany Gutiérrez / Fotos: Santiago Calero

El tres parece ser el "número de la suerte" para el Jardín Botánico de Pinar del Río. Al menos eso es lo que se infiere del criterio del doctor en Ciencias Magdiel Villate Gómez, director de ese sueño inmaterializado.

¿Qué se necesita prioritariamente? Construir los dos pabellones de exposición, solucionar la carencia de agua potable en el lugar y edificar un ranchón para brindar servicios gastronómicos a los visitantes.

Hay otros requerimientos, pero lo decisivo es lo anterior, comprobado una vez más cuando en este verano hicieron un intento por mostrar lo mucho que hay plantado y apenas recibieron 221 personas en la instalación, en su mayoría satisfechos con lo visto, pero no con las condiciones.

¿AUTOFINANCIARSE? SÍ, ¿PERO CÓMO?

La política trazada por el VI Congreso del Partido busca garantizar el desarrollo económico y social del país y elevar el nivel de vida de la población, dentro de lo que está también la formación de valores éticos. En esto último mucho puede hacer ese contacto con la naturaleza que representa recorrer un jardín botánico para conocer la mayoría de las especies de la flora pinareña y otras de diversas latitudes o el Bosque Martiano que nos acerca más al Maestro.

Como parte de lo previsto, los tiempos actuales son de buscar autofinanciarse para no resultar una carga al Estado. Pero, ¿có-mo hacerlo si no se garantiza inicialmente lo básico para levantarse?

"Si tuviéramos una inversión sistemática para todos los objetos de obra pensados para el jardín, en un mediano plazo –cinco años– pudiéramos hablar de autofinanciarnos", considera Villate Gómez.

Hasta ahora, los 46 trabajadores del lugar son los constructores de lo que hay allí: un aula, locales administrativos y la siembra de todas las plantas.

Al hablar con varios de ellos, se nota de inmediato el sentido de pertenencia por su centro laboral. Aunque también está el sabor amargo de no poder hacer más porque no les dan con qué.

PINAR DEL RÍO EN 45 HECTÁREAS

La especialista Niuris Varela Urra explica que en apenas 45 hectáreas hay representadas especies propias de los seis ecosistemas o regiones fitogeográficas existentes en Vueltabajo: pinares sobre pizarras, serpentina, arenas blancas, guanahacabibense, viñalense y rosariense.

Además, el área de unas 170 especies de plantas frutales tiene la categoría de Referencia, otorgado por el Grupo Nacional de la Agricultura Urbana y Suburbana; en la de forestales están presentes tres formaciones vegetales: pinares de Cuba occidental, exóticas o introducidas y las de hoja ancha; y el sendero sistémico permite apreciar desde las plantas arcaicas (de mayor antigüedad) hasta las más evolucionadas existentes en nuestro país.

El jardín de endémicos muestra 120 especies de la provincia. Las que están en el Libro rojo (en peligro inminente de extinción) se procura reproducirlas en el botánico y después las reintroducen en sus sitios originales.

El ilustrador científico Nolán Iglesias Martínez menciona con orgullo que poseen uno de los bosques martianos más completos del país, reconocido por los visitantes y especialistas.

En el herbario que tienen hay más de 5 500 láminas de muestras vegetales, correspondientes a unos 800 géneros y 200 familias. Sin dudas, un rico tesoro para estudiar e investigar.

También hay en el jardín ejemplares de manajú (barcinia aristata) un arbusto que es frutal y de uso forestal, pero que sobre todo tiene un extrecho vínculo con nuestras raíces históricas: los mambises usaban su látex para cicatrizar heridas y la durísima punta de sus hojas para sacar espinas.

Apenas alejado unos pocos kilómetros del centro de la capital pinareña, este sitio es hoy casi inaccesible por el pésimo estado de la vía que no se acaba de arreglar, pese a gastos a medias en tal sentido. Además, no se concretan las acciones para dotarlo de sus tres necesidades básicas: agua potable y construcciones de exposición y de recreación.

Tal como van las cosas, mucho manajú necesitarán los que sueñan con el Jardín botánico concebido para Pinar del Río: la resina del arbusto volverá a usarse para restañar las heridas de las incomprensiones, y las hojas para sacar las espinas del olvido.

 

 

11/10/2012 23:53 tvsanjuan ;?>


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris