Facebook Twitter Google +1     Admin

Ramón inventó su equipo.

20110804155414-img-2279.jpg

Como un niño que exhibe un juguete nuevo Ramón Díaz Arenciba goza con la sorpresa y asombro que muestran los que  acuden a ver su invento.

El proyecto   revolucionará la producción de arroz popular en la zona de campo alegre (barrio de San Juan y Martínez) y tal vez en toda Cuba. Los resultados y la humanización de  la siembra por este método son evidentes.

Más baratos no pudieron  resultar los componentes utilizados. Un tubo cilíndrico de dos metros de largo con 10 agujeros por donde salen los granos de arroz y dos llantas de bicicleta en ambos casos piezas desahuciadas.

El eje es del corazón de marabú (Dichrostachys mutans) planta abundante en los campos cubanos. Por donde se hala el equipo barras de aluminio recogidas en un basurero.

 El toque final vino del ingenio de este hombre de 76 años que por mucho tiempo enfrentó esta difícil tarea entre el agua y el fango.

Jubilado de la empresa cubana de telecomunicaciones (ETECSA) Ramoncito como todos le llaman en el municipio siembra  los 18 cordeles con la variedad  de arroz línea uno muy productiva.

Espera lograr  no menos de 90 sacos  por cada cosecha prevista este año pues en cada cordel llega a alcanzar hasta cinco. Esta manera se sembrar el grano permite hacer tres cogidas en el año pues a los tres meses ya obtiene la producción.

Si en el territorio los campesinos asumen este equipo que propone Ramón a muchos quintales se elevaría la obtención de arroz, necesario para sustituir las compras de este grano que cada día aumenta su precio en el mercado internacional.

 

04/08/2011 09:54 tvsanjuan ;?>


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris