Facebook Twitter Google +1     Admin

AROMA, HUMO Y CENIZAS

20100314002207-100-0006.jpg

 

 

 

 

Los pasos de este hombre conducen a los caminos de las virtudes, de los desprendimientos, del amor y de las buenas costumbres que heredó de sus antepasados que para honrarlos clavó sus talones en  una vega tabacalera que cada día gana más fama en el mundo.

Héctor Luís Prieto Díaz es uno de los vegueros más nombrado en San Juan y Martínez pues  fue reconocido como el Hombre Habano más joven del Mundo.

A su alrededor como laboriosa colmena está presente la familia, como su padre Francisco Prieto que cuando lo ve llegar a la vega lo abraza con las llamas de su corazón, o la madre, Caridad Díaz, que casi se queda sin palabras para hablar de su amor luego del beso acostumbrado.

Héctor quiere la vida intensamente como ama a esta mujer que se enorgullece cuando le alcanza la tasa del café, o a sus mascotas, las gatas Pepa y Pepita, o a su perra Gaviota que se adormece con sus caricias.

Entre sus grandes amores está también el tabaco al que muestra con orgullo y su trofeo de Hombre Habano que acaricia cada día  del cual afirma es su resguardo contra los malos ojos que también aleja con una bocanada sobre su santo preferido.

Quizás nadie como él para resumir ese encuentro de sentimientos nobles y compromiso con el país al que ama como patriota convencido de la necesidad de luchar por los pobres de la tierra.

 Localizar a este hombre no es nada difícil, el siempre estará en su vega, caminándola por los triíllos más difíciles, observándola desde una nostálgica humareda del tabaco, trabajando con sus obreros hasta la recolección de la última hoja.

 

 

 

 

 

13/03/2010 09:53 tvsanjuan ;?>


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris